Memoria en juego

Según la Real Academia Española, la memoria es la facultad psíquica por medio de la cual se retiene y recuerda el pasado. Pero nuestra memoria no siempre recuerda las cosas con la misma claridad. A veces recordamos con nitidez el color del cuaderno del compañero o compañera que se sentaba a nuestro lado en el cole pero no podemos recordar dónde dejamos las llaves del coche. Recordamos de memoria la alineación de la Quinta del Buitre pero no podríamos decir a qué equipo se enfrentó nuestro equipo la jornada pasada.

La memoria no es un bien adquirido, debemos ejercitarla, exigirla y, en lo posible, sostenerla. Esta memoria, que se transforma en experiencia, da cuenta de que no hay mejor manera de trabajar que a través del juego, de la distensión, la relajación y la diversión. Es por eso que se hemos diseñado diferentes ejercicios basados en la técnica de la improvisación teatral para mantener nuestra mente saludable.

El objetivo principal de estos encuentros es el de ejercitar nuestra memoria a través de ejercicios simples y divertidos que nos permitirán viajar en el tiempo para trabajar la memoria a largo plazo y realizar juegos didácticos para ejercitar la memoria a corto plazo. Nuestro trabajo se centrará en el desarrollo, no sólo de la memoria cerebral, sino también en la memoria corporal. El cuerpo sabe, tiene su propia memoria y muchas veces es incluso más potente.

Intentaremos, a través de diferentes ejercicios, lograr una consciencia y una conducta de ejercitación constante para desarrollar al máximo nuestras capacidades cerebrales y corporales.